"Recibe tu pedido a domicilio en 24 a 48 horas". Para ver ofertas haz click aquí.

Sindhi Kadhi con Arroz Basmati

Me siento al ordenador con ese sabor nostálgico de quien acaba de volver de un viaje a casa. El delicioso plato que he preparado hoy me ha transportado a la cocina de mi madre, a mi niñez.

He decidido que uno de mis objetivos para 2015 es probar todas las recetas de mi madre. El otro día quedé con mi hermana para ponernos al día y ambas nos percatamos de lo mucho que echábamos de menos el Sindhi kadhi de mamá (nuestras conversaciones suelen girar en torno comida). Y qué mejor que inaugurar este blog con este plato. Veamos: 

La harina de garbanzo, con la misma cantidad de aceite, se cocina a fuego lento durante 10 minutos después de añadir las semillas de comino. Esos minutos de cocción contribuyen a potenciar el sabor de comino y con la harina de garbanzo queda delicioso. ¡Divino! 

El Sindhi kadhi es famoso en casa. ¡Algunos amigos incluso le piden a mi madre que les reserve un cuenco cuando lo prepara!

El proceso es sencillo, se necesitan pocos ingredientes y no tardas más de 45 minutos en preparar el plato. 

Ingredientes para 4 personas

1.      2 cucharadas colmadas de harina de garbanzo 
2.      Igual cantidad de aceite de oliva (unas 5 cucharadas)
3.      2 cucharaditas de semillas de comino
4.      1 litro de agua
5.      2 tomates picados
6.      1 patata grande
7.      Puñado de guar o judías verdes
8.      1,5 cm de jengibre y 1 chile finamente picado
9.      1 cucharadita de chile en polvo, polvo de mango, cúrcuma en polvo y sal al gusto
10.    Alrededor de un litro de agua
11.    Sírvelo con arroz basmati y okra (quimbombó) frita.

Modo de preparación

1.      Calienta el aceite en una sartén. Cuando esté bien caliente añade las semillas de comino hasta que chisporroteen.
2.      Baja el fuego y añade la harina de garbanzo. Cocina la mezcla 10 minutos sin dejar de remover. Aprovecha este momento: déjate envolver por los aromas y disfruta del rítmico movimiento circular.
3.      Agrega el agua de una sola remueve (si se forma algún grumo, puedes utilizar la batidora, pero todo debería salir bien si el agua se añade de una sola vez).
4.      Sube el fuego y añade los tomates, las especias y las verduras.
5.      Cocina el kadhi a fuego lento durante 45 minutos.
6.      Sazona, prueba y añade más agua hirviendo, si prefieres una consistencia más líquida.

 ¡Tu kadhi está preparado para servirse! Acompáñalo con arroz basmati y un poquito de yogur natural. 

Consejo: Los adultos toman este plato sin yogur, pero a mí sigue encantándome. ¡No hay nada mejor!